próximas funciones

sábado, 20 de noviembre de 2010

Pequeños Deseos se estrena en Avilés


Hace mucho que no publicamos ninguna información en el blog sobre el nuevo proyecto. Las razones son muchísimas y voy a mencionar sólo la más importante. Es difícil concentrarse y escribir algo concreto, cuando hay un montón de pensamientos e ideas, hay miles de problemas para resolver y buscar soluciones en la dramaturgia, la escenografía el vestuario, la música… Ya lo he dicho ¡Un montón de cosas! Además estuvimos fuera alrededor de un mes y el proceso se interrumpió. Luego fue complicado volver a retomarlo de nuevo. Pero ya estamos en marcha, el estreno llama a la puerta, no hay más tiempo para cambiar cosas, hay que fijarlas y seguir a delante con los ensayos.
Tenemos nuevas fotos, también están listos el cartel y el programa de mano. Se pueden ver en nuestra GALERÍA de Picasa.

Tengo que confesar que en el proceso de creación de este espectáculo hemos pasado por muchas etapas tan distintas uno de otro y la situación cambiaba tan bruscamente de un lado al otro que ahora al recordarlo me da vértigos. ¡Al principio todo parecía tan claro!
Una actriz cuenta la historia de la pequeña cerillera. ¡Pero NO! ¿Porque tiene que ser simple si se puede complicar? Pasamos por la versión que la pequeña cerillera no es marioneta, sino la actriz y el Viento es un personaje virtual. Luego, que la Pequeña es una muñeca que es encontrada por una vagabunda, una anciana, que vive en la calle y en esta historia se ve a si misma. El Viento por poco desaparece en esta versión. NO voy a mencionar todas la versiones porque eran muchas, incluso hacerlo sin palabras. Y cada vez que dábamos vuelta al espectáculo, algo cambiaba.
Al final volvimos a la versión inicial que es una mujer, que encuentra la marioneta y cuenta su historia. El Viento, parte de la historia, es el único que nota la presencia de la Pequeña y se convierte en su amigo.

Lo podrán ver el 3 de diciembre a las 18.00 horas en el centro cultural de Los Canapés en Avilés, Asturias.
Ahora es el momento de mencionar todos que “sin ánimo de lucro” con sus opiniones y consejos nos ayudaron muchísimo en llegar hasta este estreno. Normalmente esto se hace después del estreno, pero yo lo voy a hacer ahora, porque me doy cuenta del papel que ha tenido cada palabra suya, cada idea, aunque entonces parecía insignificante pero se implanto en el cuerpo del espectáculo de manera muy natural.
Diana Seoane, amiga y diseñadora, que me dio algunos consejos muy útiles sobre la escenografía.
José Ramón Feito con el que anqué no hemos podido llegar a trabajar con él, nos dio la idea que el Viento es música.
Julia Rodriguez, gracias a su apoyo, sus consejos y su confianza, seguimos trabajando en Asturias con la misma ilusión que hace ocho años.
A nuestra amiga Pavla Manova que está lejos, en Canadá, sin saberlo nos ayudó en encontrar la imagen del Viento.
A mi querido compañero Aleksandar, que con mucha paciencia me deja pasar por todo el infierno de las dudas y al final con una sólo frase me da la solución, que andaba buscando tanto tiempo.
¡Muchas gracias a todos!

Un espectáculo se hace casi solo, sólo hay que escucharlo. Si algo no te convence, apártalo y busca algo que le va a él y a ti. Yo hago esto y a veces me pregunto porque he escogido el camino más difícil. A lo mejor es porque quiero que mis espectáculos tengan vida propia, que sean vivos. Esto se consigue sólo con mucha paciencia y estando dispuesto a cambiarlo todo en el nombre del espectáculo, en el nombre de que el mensaje sea verdadero, que sueñe con naturalidad.
A ver que tal suena este el 3 de diciembre, en Los Canapés de Avilés.
¡¡¡Cruzamos los dedos!!!

lunes, 23 de agosto de 2010

Pequeños deseos tiene nuevas imágenes

La marioneta de la pequeña Cerillera ya está casi lista.


Me costó muchísimo, pero el resultado merecía la pena. Salió una marioneta delicada, con unos ojos enormes y preciosos.
Lo más difícil fue hacer la cabeza, porque lleva mecanismo para manipular los ojos.
La marioneta del cuentacuentos también es bonita, pero quedaba un poco pequeña para un escenario más grande. Por eso me vi obligada a hacer una nueva, más grande y que pudiese abrir y cerrar los ojos.
Mide unos 70 - 80 centímetros. Así que será bastante más visible que la pequeña, que mide unos 30.
He grabado en video las etapas más importantes en el proceso de su creación. Me queda solo montarlo, pero eso cuando tenga un poco más de tiempo. Lo publicaré en el momento que este listo. Espero que os interese.

“El tiempo perdido” se va a Plovdiv, Bulgaria

¡Amigos! ¡Nos vamos a Bulgaria!

Vamos a presentar el espectáculo "El Tiempo Perdido" en el festival de Plovdiv, Bulgaria. Es un festival de teatro de títeres de pequeño y mediano formato. Se llama "Dos son poco, tres – demasiado".

Estamos muy relacionados con este festival, emocionalmente. A parte de ser un festival de un alto nivel artístico, fue nuestro primer festival. Hace 12 años presentamos nuestro primer espectáculo "Muy sabroso" y ganamos dos premios. Ahí nos conocimos con Miguel Arreche e Idoia Otegui. Desde éste festival empezó nuestra relación con España, que ahora se ha convertido en gran parte de nuestra vida.

Además siempre es muy emocionante actuar delante de la gente que te ha enseñado todo en la profesión.

Cruzamos los dedos que todo salga bien y sacamos buenas notas.

Ya os contaremos.

lunes, 2 de agosto de 2010

El Tiempo perdido se va a... Taiwan

¡Ya está! Ya tenemos los visados y los billetes. ¡Vamos a Taiwan! "El Tiempo Perdido" se va presentar en este país tan lejano en su idioma más internacional, el lenguaje del clown y la marioneta. Gracias a la amable colaboración de nuestro amigo Shu Ming, Teatro PLUS fue programado en este festival de títeres en su primera edición. Antes de Taiwan vamos a estar en el maravilloso festival de espectáculos de pequeño formato en Plovdiv, Bulgaria. Hace mucho que no actuamos en búlgaro, a ver si soltamos alguna que otra palabra en español, como fue la última vez :)

Es triste decirlo pero es la pura verdad. "El Tiempo perdido" a pesar de las maravillosas criticas que ha recibido, a pesar de la nominación para los Premios Oh!, a pesar de la presentación en FETEN (aunque en el rincón más oscuro), no ha conseguido ser programado más de 9 o 10 veces en Asturias. No tiene ni una sóla funcion el segundo semestre en el Circuito Asturiano de Teatro. En general no tiene más de 33 funciones desde su estreno en abril el año 2009 hasta la fecha. No sé en qué, pero en algo nos estamos equivocando. No nos podemos vender, no sabemos hacerlo. Si alguien sabe cómo, que nos llame, estamos en EN VENTA!!!

¡Por ahora vamos a Taiwan! y nos deseamos ¡que nos salga bien!

miércoles, 16 de junio de 2010

Hay LUZ

¡Hay luz!
A veces lo más sencillo es la mejor solución a un problema. ¿Pero por qué siempre ocurre que
buscamos el ternero por debajo del toro? (un dicho búlgaro, que quiere decir que buscas algo donde ni lo hay, ni lo puede haber)
Bueno, la solución estaba a simple vista todo el rato pero yo la apartaba como bastante trivial y explotada. Estaba equivocada. Porque solo estaba mirando la forma y no la idea, que es lo más importante.
Se trata de una forma rápida de hacer y deshacer una marioneta, además utilizando cada vez distinto materiales. Así el Viento aparece en todas partes, pero siempre tiene la misma imagen, debido a la forma de hacer la cabeza. De este modo puede cambiar de forma, de tamaño, de textura y etc. No hay marioneta, pero sí que hay imagen, que se transforma, aparece y
desaparece de inmediato. Cambia de forma, pero no de personalidad. Siempre es el Viento. Y se sabe en cada momento que es él y no otro.
Estoy contenta...
En cuando tengamos la posibilidad, haremos algunas fotos. Por ahora sólo están las de las
primeras pruebas.


martes, 15 de junio de 2010

Otra vez en dudas

Es agotable el proceso de creación de un espectáculo. Hay momentos en los que piensas que estás en un callejón que no sólo es sin salida, sino que está oscuro oscuro. Hace una semana la idea del árbol-viento me parecía genial, ahora la veo insuficiente.
Porque el Viento, además de no tener una imagen en la naturaleza, se presenta de distinta forma, a través del movimiento. En realidad le vemos gracias a la reacción de las cosas sobre las que actúa. Lo que supone no una solo imagen, sino varias, atravesando la historia con su apariencia como de la nada. Si esto fuera un dibujo animado, sabría muy bien como hacerlo, pero al ser un arte en vivo y en directo, no sé.... Voy a seguir con las pruebas.
Al principio pensaba en proyecciones de vídeo, pero tal como está la situación económica, me parece que tengo pensar otra vez a la antigua, ¡con lo que hay!
Bueno, me deseo suerte...

lunes, 7 de junio de 2010

Imágenes del Viento

Ya tenemos una imagen de como nos gustaría ser la escenografía del espectáculo "Pequeños deseos"
Lo más difícil fue encontrar la imagen del Viento.

La idea me vino de un recuerdo que tenia. Estaba mirando a través de la ventana de mi casa un árbol muy bonito. El viento jugaba tanto con sus ramas que parecía que iba a romperlas. De repente la luz cambió de un modo muy extraño. Las ramas del árbol formaban una cara enorme, con cejas, barba y pelo muy afro. El juego del viento era tal, que con el movimiento de las ramas la cara parecía moverse y expresar algo. Me pasé mucho tiempo sentada ahí, maravillada de esta extraña aparición, hasta que la luz cambió. Y, aunque parezca de locos, os lo voy a contar: nos dijimos muchas cosas entonces con este árbol.
Ahora, cuando estaba buscando la imagen del Viento para "Pequeños Deseos", este recuerdo salió como de milagro. Había solo una cosa que no acaba de convencerme. El pelo afro. Y entonces me acordé de unos abedules muy bonitos que hay en Gijón en la avenida del Llano.
Parecen señoras ancianas con sus ramas largas, cayendo con elegancia. Nada más tenía que combinar las dos imágenes y al final salió esto.
Claro que esto es nada más que un dibujo, otra cosa sería hacerlo como escenografía. Bueno, voy a pedirle al Viento que me ayude en esta búsqueda… J Espero que salga tan bonito como me lo imagino…

lunes, 26 de abril de 2010

El nuevo proyecto "Pequeños Deseos"


Empezamos el trabajo sobre un nuevo proyecto, llamado "Pequeños Deseos" sobre motivos del cuento de Andersen "La Pequeña Cerillera". En este blog vamos a publicar todas las novedades y vamos a intentar a seguir todo el proceso de creación.
La idea surgió mientras estábamos haciendo el cuentacuentos "Cuentos de Nieve", que son tres cuentos de Andersen:
  • La pequeña Cerillera
  • El Muñeco de Nieve
  • El Abeto.
Reconozco que no es la primera vez que nos encontramos con estos cuentos. En la Academia en Sofia teníamos una profesora, la catedrática Vera Stefanova, que nos abrió los ojos para poder entender el delicado mundo de Andersen. Después de su fallecimiento hicimos el espectáculo "¡Es Verdad! ¡Es Verdad! ". Pero teníamos un montón de material todavía. Volver a trabajar algo después de mucho tiempo a mí me parece una forma de seguir evolucionando. Lo ves de totalmente otra manera, más madurado, más tranquilo. Así ocurrió con El "Muñeco de nieve" y "El Abeto".
"La Pequeña Cerillera" es un cuento que apropósito no quería tocar, porque es triste y demasiado estático. Yo siempre he buscado el dinamismo, la alegría, la intriga. Pero ocurrió que me llamó la atención una frase en la versión original del cuento:
…" Se sentó sobre sus piernecitas, pero seguía teniendo cada vez más frío y no se atrevía a volver a casa; no había vendido ni una sola cerilla, no había conseguido ni una sola moneda de cobre, su padre la pegaría…"
En mi memoria vinieron algunas noticias recientes de padres maltratadores. ¡Estamos en pleno siglo 21! Este cuento se publicó en el año 1846. ¡Y esto sigue ocurriendo! ¿Qué estamos haciendo? Nos desarrollamos, pero ¿en qué dirección? ¿Por qué no podemos asegurar a los niños de esta civilización el simple derecho de ser niños?
Varios documentales sobre la explotación de los niños en los países pobres llenaron la copa. Tenemos que hacer algo. El teatro tiene que seguir los problemas de su tiempo. Esto es lo que lo hace vivo. Y por eso siempre nuestros espectáculos ha sido un reflejo de la realidad.
Así surgió la idea de hacer este espectáculo.
Ahora toca hacer la dramaturgia. Ya tenemos la estructura dramática, unas pautas sobre las que vamos a empezar el trabajo. El principio siempre es difícil, ¡pero me hace una ilusión!
Os seguiré informando. Mientras se pueden ver las fotos de los títeres de "Cuentos de Nieve". La marioneta de la pequeña cerillera me ha salido muy bonita, ¡me gusta!

jueves, 15 de abril de 2010

25 años con las marionetas

Esta mañana me desperté con el recuerdo de cuando por primera vez cogí en mis manos una marioneta. El recuerdo era tan fuerte, que simplemente por curiosidad quería comprobar en que año fue y cuanto tiempo exactamente ha pasado.

Y me puse a contar los años. No hay duda, son 25.

Es entonces cuando decidí que tengo que escribirlo.

Así empezó todo.

En un parque, en la ciudad de Yambol, en Bulgaria.

Estaba paseando yo sola, cuando vi mucha gente mirando hacia un pequeño escenario. Sobre unas tarimas actuaban unos niños más o menos a mi edad -13 o 14 años. Manipulaban unas marionetas de tamaño de un niño de 5 años. Me parecieron enormes y… muy bonitas. Cada una de las marionetas estaba manipulada por tres personas, una que movía la cabeza y el cuerpo, otra que manipulaba las manos y, por último, aunque se le veía sólo el pelo, ahí por debajo de todo, había una tercera persona, cuya personalidad estaba muy apretada y seguramente pisada de vez en cuando por los otros dos. Esta persona manipulaba los pies de la marioneta.

Las marionetas eran un Lobo y una Gata. Era una historia de amor y no era para niños pequeños, y precisamente eso fue lo que me llamó la atención. Al fin y al cabo los que las manipulaban eran niños, un poquito mayores que yo, ¡pero niños! Les tenía tanta envidia, observaba muy atentamente, quien que hacía, como lo hacía. Quería ser como la chica que manipulaba la cabeza de la Gata. Lo estaba haciendo tan bien. Parecía una chica normal y corriente, o sea, no sería tan difícil de hacerlo.

El número se acabó y… nada. Me quedé con el recuerdo.

Solamente pude pensar: "Algunos pueden, otros no." Y me daba muchísima pena que entre "los otros" también estaba yo. Seguí con mi paseo y esto se quedó en la memoria. Era el verano de 1982. Tenía 12 años. Casi 13.

Por suerte la historia no acabo aquí…

Un día, en el otoño del mismo año, mi madre me contó de un anuncio que había oído en la radio sobre un concurso, no se que. Era para el grupo de teatro en la Casa de los Pioneros (¡!!Entonces se llamaba así, era la época del socialismo. Ahora es un simple Centro de Actividades para Niños, pero el edificio es el mismo). Insistía que ¡debería presentarme!

No me gustó nada la idea de ir a ningún concurso. No me gustaban los concursos. ¡No me interesaba nada el teatro! Pero ya sabéis, las madres son una cosa, que no puedes ir al contra por mucho tiempo. Acabas estando de acuerdo con ellas. Así que tuve que ir a este tal concurso.

Éramos muchísimos concursantes. Unos 70, me parece. De ellos podían entrar en el grupo solamente 5.

Después de mi presentación me fui de ahí, sin ningún interés. Me dijeron que me iban a llamar. Me daba igual. Mi madre se quedo contenta que he hecho lo que debería hacer y yo me quedé más tranquila para ocuparme de mis cosas.

Pasó tiempo y me llamaron. Yo era una de los 5 niños que fueron aceptados en el grupo de teatro. ¿Y qué hago? Tenía que entrar otra vez en discusión con mi madre.

Quedamos con ella, que voy a ir a ver de que se trata y si no me gusta, pues nada. Pero por lo menos tenía que ver ¿qué es?

Bueno.

Sin ganas, con rabia y un poquito de miedo me fui a aquella Casa de los Pioneros. El grupo de teatro se situaba en un desván, una buhardilla, bajita i muy oscura. Ahí estaban los niños del grupo que en realidad no eran niños, eran del décimo y undécimo curso, o sea, eran mayores de lo que yo esperaba. Me sentí tan pequeña y débil. En mi mente ya estaba hablando con mi madre y ya casi tenía preparada la explicación porque no me gusta y porque no quiero volver a ir más ahí.

Quería quedarme me calladita en un rincón, pero no fue posible. Los novatos éramos el centro de la atención. Nos hacían preguntas de todo, de que si somos contentos de que estamos ahí, de que si nos va bien el cole, de que si hemos estado alguna vez en algún grupo de teatro, de que si nos gusta el teatro, etc. Y por si fuera poco, teníamos que responder todos, no había manera de esconderse. ¡Era como en el infierno! Pero lo que ocurrió a continuación, no me lo esperaba. Me cogió por sorpresa y a lo mejor esto fue lo que me llevo al sitio donde estoy en éste momento, escribiendo este recuerdo, ya como profesional de teatro de marionetas.

Sacaron las marionetas. ¡Aquellas mismas! ¡Las que vi en el parque aquel día! Y entonces me di cuenta de que estaba entre aquellos "niños", incluso reconocí la chica que manipulaba tan bien la Gata. Me entró miedo y pánico. ¿Qué nos van a hacer ahora? Nada especial. Los novatos teníamos que hacer bailar las marionetas sobre una música. ¡Así de sencillo!

Ahora me parecieron aun más grandes estas marionetas. ¡Eran enormes! Eran dos, ésta misma Gata y un Cabrito. Como los nuevos éramos 5, y para manipular las dos marionetas hacían falta 6 personas, uno de los "viejos" cogió la cabeza y el cuerpo de la Gata. Los demás nos colocamos quien donde quiera. A mí me tocó manipular las manos del Cabrito. Para todos nosotros eso fue la primera vez en tocar una marioneta. ¡Y de este tamaño! La única pregunta en mi cabeza era "¿Y ahora que hago con este trapo?"

En este sistema de manipulación es imprescindible una coordinación perfecta entre los tres manipuladores. Pero para unos novatos de 12 años esto fue absolutamente impensable. Pusieron la música y empezamos a mover cada uno su parte de la marioneta. Recuerdo que todos empezaron a reírse mucho. ¿Qué diablos significaba esto? ¿Qué lo estamos haciendo bien o…qué? No teníamos mucho tiempo para hacer preguntas y cada uno por su cuenta se ocupo de seguir inventando movimientos cada vez más y más extraños. Queríamos parecer interesantes para que les caigamos bien a los demás. ¡Novatos! No digo más…

¡Me imagino ahora a que debían a parecer las pobres marionetas! ¡Debería de ser un desastre! Me acuerdo muy bien de la canción y de un movimiento que hice con las manos del pobre Cabrito. Se las puse detrás de las cabeza y eso provocó una enorme ola de risa entre el público de los "viejos". Y esto me animó que a lo mejor no lo esté haciendo tan mal. En realidad nadie de nosotros no tenía ni idea de lo que hacía. Las pobres marionetas tampoco sabían que es lo que les estaba pasando, pero a todos los demás esto les daba muchísima risa.

Me quedé en el grupo.

Luego, poco a poco, con el tiempo, empezamos a aprender de los mayores como se hacía, paso a paso a aprender los movimientos. La mayoría de éstos teníamos que memorizar literalmente, porque no se puede improvisar así por así en un equipo de tres personas. Todo es como una coreografía. Yo era muy menuda, delgadita y muy responsable. La ideal para manipular los pies de una marioneta de este tipo. Sí, me tocó ser la tercera persona, por debajo de todos, pero es entonces cuando aprendí muchas cosas de la gravitación. La marioneta tenía que estar siempre muy estable y conseguir esto no era nada fácil. Porque los que manipulaban el cuerpo y las manos no veían los pies, y lo peor de todo era que si se iban a alguna parte, contaban siempre que el de abajo está obligado a leer sus pensamientos. ¡No, no tenía lugar ninguna improvisación! ¡Ni pensarlo! En el grupo se trabajaba de manera muy profesional. Teníamos nuestras funciones, ensayábamos en el mismo Teatro estatal de marionetas de Yambol, donde años más tarde volví como profesional.

Después de terminar el instituto me perdí tres años estudiando y trabajando en la medicina. Estos tres años, a partir de aprender mucho sobre los "asuntos internos" del los seres humanos, me sirvieron de reflejar sobre todo lo que quería hacer con mi vida y entendí que la medicina no era lo mío.

Volví con las marionetas. Les pedí perdón por no tenerles confianza y abandonarlos por tanto tiempo. Les abracé y me juré que nunca jamás les abandonaría.

Y así ya 25 temporadas.

Pero siempre cuando cojo una marioneta por primera vez en mi cabeza hay solamente dos preguntas: La primera es la misma de aquella primera vez: "¿Qué hago con este trapo?".

Y la segunda es "¡A ver como anda!". Y debo decir orgullosamente que ¡todos me andan muy bien!


Olga Churchich

Actriz de teatro de marionetas

martes, 16 de marzo de 2010

Ecos de FETEN

Bueno, ya pasó todo. Y hace mucho que pasó...
Nos agrada mucho leer lo que han escrito los representantes de los padres en su página web www.cyberpadres.com sobre nuestra presencia en FETEN.

“…un bello espectáculo, casi sin palabras, bien construido en todas sus vertientes y con una atractiva puesta en escena que conserva el encanto de la reconocida escuela búlgara de teatro para títeres de la que Teatro Plus es un muy buen representante…”

Una buena crítica siempre alegra el corazón.

¡Gracias, amigos!

En este enlace podéis leer todas las críticas sobre todos los espectáculos presentados en FETEN este año.


miércoles, 10 de febrero de 2010

Premios Oh!

Oh!... Bueno, no ha podido ser… Se lo llevaron los compañeros de Higiénico papel con el espectáculo "Una casa". ¡En hora buena amigos! ¡De todo el corazón! ¡Os lo merecéis!

Pero a mi me gustaría compartir unos pensamientos…

Después de la gala nos pusimos ahí a felicitarnos unos a otros, pero muy poco después, la frase que más circulaba alrededor de mis orejas era "¡no es justo!"

Ya pasaron varias días y puedo pensar con más claridad y tranquilidad, quiero decir dos cosas a los que dijeron que "¡no es justo!" :

Sí, es justo. Porque los años que han trabajado los compañeros de Higiénico papel y la calidad de su trabajo en un nivel nacional lo justifica todo. Al fin y al cabo son los "primeros premios oh!". Y no es normal de se lo lleve un grupo extranjero como Teatro PLUS, aquí el espectáculo no tiene nada que ver. Eso está clarísimo. Y estamos de acuerdo.

La segunda es que tampoco es normal que un grupo "no asturiano" represente el teatro asturiano en los premios MAX. El simple hecho de que estábamos nominados ya nos sorprendió muchísimo y fue el mayor reconocimiento público que hemos tenido en los 9 años trabajando en España. Nos presentamos a esos premios de broma y así nos fue… con alegría.¡Gracias por la nominación!

Solo al que dijo que "habrá otros años", le digo que no. No habrá otros años, porque no habrá más "tiempo perdido".

Lo hemos pasado de maravilla, nos hemos sentido por fin como en casa y todo gracias a la gente maravillosa que tiene Asturias. Casi tan maravillosa como los amigos de Bulgaria y Serbia ;) Mandamos un beso fuertísimo a todos los colegas de Asturias, tan fuerte que se os pongan rojas las mejillas.

En hora buena a los primeros galardones de los Premios Oh!

Y nosotros, seguiremos buscando nuestro "tiempo perdido"...

lunes, 1 de febrero de 2010

Premios Oh! ¡NOMINADOS!

Queridos amigas y amigos,
Nos complace anunciar que el espectáculo "El Tiempo perdido" está nominado para los Primeros Premios Oh! en Asturias de Teatro y Danza, en la categoría de "Mejor espectáculo para la infancia"
No sé que más se puede decir...
Estamos sorprendidos e ... ilusionados...
Estamos en espera hasta el día de la entrega de los premios, que es el viernes, 5 de febrero. Aunque el mismo hecho de que estamos nominados ya es un premio :)
Aquí tienen los demás nominados:

RELACIÓN FINALISTAS

PREMIOS Oh! 2010

Jurado compuesto por : Toño Criado, Belen Yugueros y Julia Rodriguez

PROFESIONAL VINCULADO

  • Rafa Mojas / Diseño de luces / Almaelectra
  • José Ramón Feito / Música original / Future archeology
  • Luis Mosquera / Escenografía / Future archeology

MEJOR AUTOR O COREÓGRAFO

  • Jorge Moreno / Asturienstein
  • Mayra Fernández / Tic-Tac
  • Estrella García – Miguel Quiroga / Future archeology

INTÉRPRETE MASCULINO

  • Juan Blanco – Orestes / Almaelectra
  • Jorge Moreno – Josev Stalin / Cartas de amor a Stalin
  • David Soto – Sr. Tic y Él / Tic-Tac

INTÉRPRETE FEMENINA

  • Mayra Fernández – Bulgakova / Cartas de amor a Stalin
  • Andrea Lebeña – Organismo de entidad primitiva 2 / Future archeology
  • Ana Morán – Electra / Almaelectra
DIRECCIÓN

  • Arturo Castro / Tartufo o el hipócrita
  • Borja Roces / Almaelectra
  • Boni Ortiz / Convoy de los 927

MEJOR ESPECTÁCULO PARA LA INFANCIA

  • El tiempo perdido / Teatro Plus
  • Tic-Tac / La tejedora de sueños
  • Una casa / Higiénico Papel Teatro

MEJOR ESPECTÁCULO

  • Cartas de amor a Stalin / La tejedora de sueños
  • Tartufo o el hipócrita / Teatro Margen
  • Almaelectra / Factoría Norte

¡En hora buena a los finalistas!

martes, 12 de enero de 2010

¡Feliz Año 2010!



¡Feliz año nuevo a todos que leen este blog! A los que no ¡también! Que os traiga mucha felicidad, salud, suerte y el amor de la gente que más os importa!
Con el nuevo año empezamos de nuevo! Que más quisiera...
Con la llegada de cada año esperamos que éste sea un poquito mejor del que se ha ido. Pero la verdad es que cuando nos despedimos de él, la esperanza se va al que viene y luego al que viene. De esa manera la esperanza nunca se va y eso es lo bueno del ser humano, que nunca se cansa de pedir deseos y de esperar la felicidad. Pero la simple, simple verdad es que la felicidad está en cada momento de nuestra vida solo que está bien escondida. No hay que tener ojos para verla, sino corazón para sentirla. Hay que abrir todos los sentidos de nuestro cuerpo. Hay que abrir la mente y sentir la libertad.
Este año lo despedimos con una cosa muy bonita que nos ha pasado: el nacimiento del espectáculo "El Tiempo perdido". No me canso de repetir que me encanta, que nos encanta de haberlo hecho. Estamos no simplemente contentos, estamos felices que tenemos un espectáculo tan bonito en nuestro repertorio. Disfrutamos mucho con el en el escenario. ¡¡¡Muchísimo!!! Toda nuestra vida esta ahí. Es como un espejo de nosotros mismos. Fue el mejor regalo que nos dejo el año 2009. ¡Gracias!
Por eso le despedimos con respeto y gratitud...Y sabemos muy bien que años como este no se repiten muy a menudo. Adiós 2009, te recordaremos siempre con las cosas buenas que nos has traído!