próximas funciones


TúYo, clown (adultos) - 25 de marzo 2017, 20.30 h, El Huerto, Gijón.

TúYo, títeres (niños) - 26 de marzo 2017, 12:30 h, El Huerto, Gijón.

lunes, 26 de abril de 2010

El nuevo proyecto "Pequeños Deseos"


Empezamos el trabajo sobre un nuevo proyecto, llamado "Pequeños Deseos" sobre motivos del cuento de Andersen "La Pequeña Cerillera". En este blog vamos a publicar todas las novedades y vamos a intentar a seguir todo el proceso de creación.
La idea surgió mientras estábamos haciendo el cuentacuentos "Cuentos de Nieve", que son tres cuentos de Andersen:
  • La pequeña Cerillera
  • El Muñeco de Nieve
  • El Abeto.
Reconozco que no es la primera vez que nos encontramos con estos cuentos. En la Academia en Sofia teníamos una profesora, la catedrática Vera Stefanova, que nos abrió los ojos para poder entender el delicado mundo de Andersen. Después de su fallecimiento hicimos el espectáculo "¡Es Verdad! ¡Es Verdad! ". Pero teníamos un montón de material todavía. Volver a trabajar algo después de mucho tiempo a mí me parece una forma de seguir evolucionando. Lo ves de totalmente otra manera, más madurado, más tranquilo. Así ocurrió con El "Muñeco de nieve" y "El Abeto".
"La Pequeña Cerillera" es un cuento que apropósito no quería tocar, porque es triste y demasiado estático. Yo siempre he buscado el dinamismo, la alegría, la intriga. Pero ocurrió que me llamó la atención una frase en la versión original del cuento:
…" Se sentó sobre sus piernecitas, pero seguía teniendo cada vez más frío y no se atrevía a volver a casa; no había vendido ni una sola cerilla, no había conseguido ni una sola moneda de cobre, su padre la pegaría…"
En mi memoria vinieron algunas noticias recientes de padres maltratadores. ¡Estamos en pleno siglo 21! Este cuento se publicó en el año 1846. ¡Y esto sigue ocurriendo! ¿Qué estamos haciendo? Nos desarrollamos, pero ¿en qué dirección? ¿Por qué no podemos asegurar a los niños de esta civilización el simple derecho de ser niños?
Varios documentales sobre la explotación de los niños en los países pobres llenaron la copa. Tenemos que hacer algo. El teatro tiene que seguir los problemas de su tiempo. Esto es lo que lo hace vivo. Y por eso siempre nuestros espectáculos ha sido un reflejo de la realidad.
Así surgió la idea de hacer este espectáculo.
Ahora toca hacer la dramaturgia. Ya tenemos la estructura dramática, unas pautas sobre las que vamos a empezar el trabajo. El principio siempre es difícil, ¡pero me hace una ilusión!
Os seguiré informando. Mientras se pueden ver las fotos de los títeres de "Cuentos de Nieve". La marioneta de la pequeña cerillera me ha salido muy bonita, ¡me gusta!